RESERVA MARINA

La reserva marina de interés pesquero Ría de Cedeira fue declarada el 29 de enero de 2009 (Decreto 28/2009 de 29 de enero) y comprende las aguas interiores de la ría, en cuya boca está el límite exterior, marcado por la línea que une O Ensebadoiro con la punta de tierra de la Chirlateira.

En esta reserva marina existen tres zonas con diferentes grados de protección en función de sus características pesqueras y ecológicas:

  1. Reserva integral de Esteiro: en ella está prohibida cualquier tipo de actividad extractiva y subacuática.
  2. Zona de especial protección de Villarrube (ZEP I) en la que las actividades extractivas y subacuáticas están más registradas que en el resto de la reserva incluida la prohibición del buceo de ocio.
  3. Zona de especial protección en la Boca dela ría (ZEP II) en la que están más restringidas las actividades extractivas y subacuáticas que en el resto de la reserva.

La creación de la reserva marina de interés pesquero es una herramienta para la conservación de la diversidad biológica y la recuperación del ecosistema marino, para la gestión de pesca y su sostenibilidad. También permite, indirectamente, ofrecer nuevas oportunidades socioeconómicas a los pescadores, mariscadoras y a las comunidades costeras a través del turismo, del ocio y de la puesta en valor de la cultura marinera. 

La Ría de Cedeira es un espacio de gran singularidad paisajística y alto valor ecológico. La creciente presión de las actividades humanas en su litoral puede llegar a comprometer el futuro de sus ecosistemas marinos y de la actividad pesquera.

Ante esta realidad, la Cofradía de Pescadores de Cedeira tomó la iniciativa y decidió apostar por un cambio: sus pescadores y mariscadores asumieron la responsabilidad en la gestión y preservación de los recursos marinos de su zona de trabajo, y protagonizaron un proceso que, tras estudios ecológicos y pesqueros, culminó con la declaración de esta zona del litoral como reserva marina de interés pesquero.